Profesionales vistos desde un TEA

Una de las consecuencias de ser persona con TEA, es el inevitable peregrinaje por lo diversos profesionales de la sanidad o de la psicología, desde pediatras, psicólogos, psiquiatras –no precisamente infantiles en las primeras etapas-, profesores de integración, etc…

Así pues, podemos afirmar  que las personas con TEA desde que somos niños, y a lo largo de toda nuestra vida, nos vemos abocados a tratar con múltiples profesionales.

Esta circunstancia viene obligada ante la desorientación de los padres que encuentran conductas en sus hijos, que se apartan del resto de niños con lo que conviven.

Y esta es la reflexión que quiero plantear, y para ello:

1.- Para una atención temprana, fundamental, es necesaria la formación de los pediatras en el TEA.

2.- Es imprescindible la formación de psiquiatras infantiles, especialidad que en España no ha existido hasta fechas muy recientes.

3.- Es imprescindible la formación de psicólogos e integradores sociales en el TEA.

4.- Es imprescindible que los profesionales que tratan con las personas TEA adultos, tengan formación adecuada, tanto psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales y profesionales que trabajan en la integración social.

5.- Y por último y sin pretender ser exhaustivo, profesionales que defiendan nuestros derechos en la sociedad, como abogados, inspectores de trabajo etc…

Si he de referirme a un caso, en el mío, aunque no me diagnosticasen de TEA hasta los 18 años, siempre estuve trabajando con diversos profesionales sobre algo que “sabían que me pasaba”, pero no se daba con la tecla.

Por eso, me parece imprescindible reflexionar sobre que profesionales trabajan con (o no solo para) nosotros y como desde el punto de vista de un TEA ellos, su formación y su capacidad (o incapacidad) de interacción de ellos con nosotros, nos afecta.

Primero quiero decir, como sostengo desde hace tiempo, que pienso que para nosotros lo  más importante, es que muchos de los problemas de los TEA surgen en gran medida por la inmersión en un mundo neurotípico.

Las dificultades que nosotros tenemos al estar rodeados de neurotípicos son el estrés y la ansiedad que nos produce no comprender bien las normas sociales y el lenguaje no verbal, o las pautas de comportamiento social… así vivimos continuamente en una incertidumbre que nos produce ansiedad y a la larga, aparte del bullying, el rechazo y el aislamiento que sufrimos, nos pueden llevar a la depresión y a generar, en muchos casos, otros trastornos comórbidos.

Para ello, es necesario, o imprescindible, que el especialista en TEA sea psiquiatra, médico, o el profesional que va a entrar en nuestra vida, pueda evaluar nuestra situación sobre la base de una perspectiva que le contemos nosotros y que pueda ser apoyada por una segunda versión de nuestros padres.

Como biólogo y estudiante de farmacia creo en los fármacos, sin embargo, estoy convencido de que los fármacos no son más que paños calientes a la hora de resolver los problemas de un TEA.

Como he hablado en artículos anteriores, los fármacos solo pueden ayudarnos en situaciones puntuales para calmar la ansiedad (para atontarnos), reducir el TOC o la depresión, pero aunque estoy preparándome para farmacéutico creo que la manera de solucionar nuestros problemas no es a base de comprimidos ni cápsulas.

Y de ahí la necesidad de otras figuras más importantes que un psiquiatra y que pueden ayudar más como son la de un psicopedagogo, un psicólogo o un integrador social/ asistente personal.

La ayuda de un psicopedagogo yo no la he tenido pero considero que es importante a la hora de realizar una atención temprana, para poder diagnosticar lo más pronto posible el TEA a una persona (¡que sean 18 meses y no 18 años, por favor!).

Además la psicopedagogía es una disciplina que se basa en la educación, por ello puede pautar la vida de un TEA en el colegio, lo cual será muy importante para salvarle del bullying y facilitar la integración con sus compañeros que será definitivo en el resto de su vida.

Otra figura de gran importancia para un TEA es la de psicólogo, en cuya relación la que tiene que existir mucha confianza, siempre la/el  psicóloga/o tiene que ser vista/o como alguien que nos puede ayudar y proteger. Y siempre desde una formación específica en TEA.

El vínculo con la/el psicóloga/o debe ser lo suficiente sólido, para que inspire confianza y seguridad a la persona con TEA, y desde este modo pueda adoptar estrategias para controlar el estrés y comprender, o al menos aproximar a la comprensión de comportamientos neurotípicos que no nos cojan indefensos; en definitiva, un vínculo muy bueno, en el que haya afecto y empatía, así se pueda dar durante muchos años, pues debe de ser prolongado en el tiempo para que tenga efecto.

Un psicólogo o psicóloga (en mi vida solo he tenido mujeres) debe de crear una relación de confianza con el paciente TEA, de modo que las estrategias que sobre las que trabaje, hayan de ser aceptadas y comprendidas para que esto dé resultado, sino es imposible que la persona con TEA avance en su desarrollo social.

De este modo, la/el psicóloga/o nos ayuda a mejorar nuestras habilidades sociales, a superar nuestros miedos y en mi caso muchas veces me ha ayudado muchísimo a mejorar mi enorme torpeza con las chicas (la mayoría de la universidad, también de otros sitios) donde he encontrado muchísimos problemas y dificultades.

Al final los TEA vemos a nuestra/o psicóloga/o como a una ángel custodio y nos ayuda muchísimo tenerla de referencia como alguien que nos da herramientas para afrontar nuestra complicada y estresante vida.

Pero toda esta reflexión, siempre me deja un interrogante:

¿Es posible este modo de trabajar con personas TEA, sin comprender nuestro complicado mundo?.

Y otra cuestión ¿es posible comprender nuestro complicado mundo y por lo tanto ser eficaz en el tratamiento, siendo neurotípico?.

No se responder con exactitud a estas preguntas. Tampoco puedo pensar que no responderlas adecuadamente imposibilita toda actuación con personas TEA.

Pero sí me atrevo a afirmar que es imprescindible un profundo acercamiento, no solo teórico, al mundo de las personas TEA, por parte de los profesionales que desde los distintos ángulos, han de trabajar con nosotros.

Y ahí, la experiencia, o el conocimiento nacido de la experiencia es fundamental. Porque no hay dos personas TEA iguales, ni las comorbilidades las mismas, pero en todas las personas TEA existe un denominador común: la incomprensión del mundo que nos rodea y el miedo y ansiedad a enfrentarlo.

Y lanzo otra pregunta. ¿Hasta que punto una persona TEA, formada en la teoría, puede convertirse en un profesional que trabaje, con personas TEA?.

¿Es posible?.

¿O las distorsiones de la comprensión del mundo neurotípico lo dificulta o incluso lo impide?.

O por el contrario, ¿puede ayudar a una adecuada integración social?.

O esta integración va a estar afectada por nuestra propia visión del mundo lo que la inhabilitaría?.

Todas estas cuestiones me las planteo sin poder dar una respuesta.

También puedo afirmar que en mi formación siempre ha latido esta preocupación.

En este sentido, quiero aprovechar estas líneas para plantear y exigir, que se reconozcan todos los derechos a las personas TEA, desde nuestra propia diferencia, y que entre estos derechos, es fundamental el apoyo social y en especial el de profesionales formados, y con competencia y experiencia en comprender nuestras necesidades y nuestras dificultades.

No quiero cerrar este artículo sin explicar que, en el sentido que he venido diciendo, para mí es una figura importante la del asistente personal, que puede ser un integrador social, el cual se puede financiar con la prestación que por dependencia reconoce la ley a cargo de la Administración,  (por eso es importante que los trabajadores sociales de las comunidades autónomas sepan lo que es el TEA y tengan unos baremos adecuados para poder asignar la dependencia a estas personas sin poner zancadillas).

Un integrador social o asistente personal es aquella persona que puede ser también trabajador social o psicólogo que nos ayuda a poder realizar una vida autónoma, sin necesidad de depender de nuestros padres u otras personas y a la vez poder estar incluido (que pena que ello signifique en su defecto estar excluido ya de por sí) en nuestro entorno, lo cual es una labor difícil y costosa pero muy necesaria.

Por ello quiero reconocer expresamente, y por la cercanía en  mi entorno la labor que realizan instituciones como la Fundación Ángel Rivière (FAR)  muy complementaria a la de la Asociación Asperger Madrid  (AAM) o de la CONFAE (confederación Autismo España) o de la federación Asperger España; tanto en servicios para las personas con TEA como mediante la figura del asistente personal – como realiza la FAR-, como piedra angular y esencial para cuando nuestros padres no puedan protegernos o ya no estén en este mundo.

Y reclamar el apoyo a estas instituciones, para que, formadas con profesionales conocedores y expertos en el TEA, puedan llevar a cabo esta función, que, en todo caso, debería ser abordada decididamente por la Administración.

Es un trabajo esencial que debemos reclamar a las administraciones públicas y partidos políticos desde la lucha social o LUCHA TEA y el TEActivismo.

¿Nos ayudas en esta misión tan difícil?

 

 

IGNACIO PANTOJA

Soldados (poesía)

 

Hombres de a pie con la mochila al hombro.

Mujeres recias con el fusil presto.

Suministros que llegan a las trincheras en paracaídas.

Veneno que se filtra por el agua y el suelo.

Los disparos se oyen en la distancia más remota,

Aunque nosotros no podamos ver qué ocurre.

Aunque estemos sordos o no nos movamos.

 

El soldado novato pregunta cuándo se acabarán los bombardeos,

El ruido incesante del estruendo mortífero.

Las balas que atraviesan la carne y los huesos.

Las personas que mueren abatidas.

Todo por un propósito más grande y más cruel:

La defensa de tu país y el dominio de los demás.

 

Seguimos avanzando, sin parar, sin respirar, sin parpadear.

Corremos para vivir un día más,

Para matar más,

Para salvar ese pedazo de tierra que consideramos nuestro país.

 

Hombres decididos a darlo todo por su país.

Mujeres que desafían a la muerte con su templanza.

Todos unidos por un propósito mayor:

Defender su país y redimir sus propias almas.

 

Jesusnacius

____________________________________________________________

Ansem (el buscador de la oscuridad) – La oscuridad es la verdadera esencia del corazón.

Sora – ¡Eso no es verdad! El corazón puede ser débil, y a veces incluso ceder. Pero he aprendido que en lo más profundo, ¡hay una luz que nunca se apaga!

Ansem – Así que has llegado tan lejos y todavía no comprendes nada en absoluto. Cada luz debe desvanecerse, ¡cada corazón debe volver a la oscuridad!

(diálogo de Ansem [el buscador de la oscuridad] y Sora en Kingdom Hearts)

Diálogo completo en inglés: mínutos 1:30 a 3:10 del vídeo

 

__________________________________________________________________________________

 

Nuestro lema: ¡Cambiar el mundo!

 

Blogger Recognition Award

A mediados de Julio, el blog de Marijose, nos hizo este gran regalo y reconocimiento. Y la verdad es que nos hace una ilusión enorme!!! Además esto nos anima a seguir escribiendo y realizando nuestro programa de radio. Mil gracias, Marijose.

Conozcemos a Marijose y su blog desde hace algunos meses. Y ese gran proyecto social que realizaron tantos escritores independientes, reunidos en el blog “El Poder de las Letras”, del “Libro Solidario – Universo de Esperanza, Lucha por la Vida”.

La temporada pasada tuvimos la suerte de entrevistarla en directo, y de esta manera conocerla personalmente, cosa que nos encanta. Y de primera mano, pudimos conocer este bonito proyecto de Libro solidario. Esperamos que siga su curso y que, granito a granito, sirva para salvar vidas humanas y llevar esperanza al mundo!

Qué decir de Marijose y su blog… Que es una fuente de vida, de palabra suave, de optimismo y también de profundidades. Un lugar para detenerse durante horas para dejarse llevar por sus letras y simplemente sentir.

 

Nuestro blog ¿Y tú, qué opinas?

Nuestro blog es ese lugar de encuentro entre las ondas de radio y la palabra escrita. Es un espacio donde escribimos algunos de los participantes en el programa y donde dejamos también los links a los podcast de los mismos.

Nosotros queremos cambiar el mundo aportando un granito de arena más en pro de la igualdad, la integración, la solidaridad, la humanidad, etc. Queremos mostrar la diferencia para que realmente puedas percatarte de que ésta no existe… Nada es un dogma en este universo 😉

Creemos que el mundo puede ser un lugar mejor. Y no queremos esperar a que alguien venga a cambiarlo. Somos muy conscientes que, si queremos cambiar algo, lo primero que hay que hacer es “hacer algo” y que no basta con pensarlo o decirlo. Hay que hacerlo!!! Y en esas estamos!!!  Nosotros lo estamos haciendo. Y si necesitas que te demos un empujón, ya sabes que este es también tu programa!!! Estás invitado/da!!!

 

Consejos para los que comienzan:

No hay consejo que valga si éste es realmente un consejo… Así que, amigo/a… Sé tú mismo/a!!! Esa es siempre la mejor opción!!!

Reconocimientos:

Reglas:

1.- Publicar un agradecimiento al blog que te ha nominado e insertar un enlace a su blog.

2.- Escribir un post para dar a conocer el reconocimiento recibido.

3.- Contar el nacimiento del blog propio.

4.- Dar consejos a los nuevos bloggers.

5.- Nominar a 15 blogueros.

6.- Comentar sobre el blog que te ha nominado y proveerle un enlace a su blog.

 

Muchas gracias de nuevo, Marijose, por este regalo! Abrazotes! 🙂

El equipo de ¿Ytú, qué opinas?

¿Y tú, qué opinas?

         Nos preparamos para la vuelta a la radio y a nuestros quehaceres cotidianos. El nuevo curso comienza. Los niños/as vuelven a la escuela y los adultos vuelven al trabajo. Nuestro programa de radio es relativamente reciente, pero ha crecido mucho en poco tiempo. Este blog, que fue iniciado como una forma de expresión creativa, se ha transformado en un medio de reivindicación social.

Aún quedan 10 días para nuestro primer programa de la temporada 2018-19, pero seguramente pasarán rápidos. Con motivo del nuevo curso, pido a los oyentes y lectores de nuestro programa y/o blog que respondan en los comentarios qué les parece nuestro programa de radio hasta el momento y que se animen a proponer sugerencias.

Esperamos que el inicio de septiembre y de “¿Y tú, qué opinas?” sean un éxito para todos. Un abrazo a todos nuestros oyentes y lectores.

¿Y tú, qué opinas?

Jesusnacius

____________________________________________________________________________________________

“No se trata sólo de luchar, y tú lo sabes. ¿Qué es lo que te pasa?, ¿por qué no quieres escucharnos?”

(Marlene, hablando con Cloud en la película Final Fantasy VII Advent Children)

Enfermedades “misteriosas”

¿Alguna vez, queridos lectores, habéis tenido una pesadilla en la que necesitas ayuda urgentemente, ves que la solución está a unos metros de distancia pero eres incapaz de alcanzarla? Si es así, sabéis cómo viven el día a día las personas que sufren alguna de las enfermedades raras, llamadas así porque afectan a menos de 5 personas por cada 10.000 habitantes.

Nuevamente, tal como hice con la palabra divercapacidad (discapacidad), he renombrado estas enfermedades como misteriosas. Tal es la naturaleza de lo desconocido, de lo inexplorado y, en ocasiones, asombroso. Yo mismo me he puesto al día para conocerlas, pero al parecer ¡hay más de 7000 enfermedades misteriosas! Pueden afectar a cualquier parte del cuerpo y muchas de ellas causan un deterioro importante en la autonomía de la persona.

Tuve la suerte de conocer el testimonio de un padre, Álvaro Yustas Romo, cuyos hijos padecen el síndrome de microdeleción (MEF2C). Álvaro nos contó en el programa de radio “¿Y tú qué opinas?” las dificultades que atravesaron tanto para el diagnóstico como para obtener apoyo social. Y es que en España, únicamente se han diagnosticado cuatro personas con el síndrome MEF2C. Imaginaos la gran hazaña que realizaron los padres para conocer a las otras tres familias. La sorpresa de bienvenida en el lugar de encuentro acordado fue una experiencia gratamente memorable para los padres de los recién diagnosticados. Sin embargo, ahora se enfrentan a otro obstáculo: el económico. No existe financiación ni se destina gasto público a investigar una curación o remedio efectivo para el síndrome de microdeleción. Esto ocurre con la mayoría de las enfermedades misteriosas, pues habitualmente no se espera rentabilidad de investigar en privado sus remedios. Desde la crisis económica, el gasto público en investigación científica se ha reducido, y esto ha afectado también a las enfermedades misteriosas.

El mejor regalo que le podemos hacer a estas familias es difundir la existencia de estas enfermedades y dónde informarse de ellas. Por favor, si alguien conoce alguna asociación o entidad dedicada a informar e investigar curas y tratamientos, puede escribirlo en los comentarios para ayudar a esas personas. Extendiendo este conocimiento, lograremos una sociedad cooperativa y solidaria, usando Internet y los medios de comunicación de una forma beneficiosa para todos.

Jesusnacius

_________________________________________________________________________________________

“El saber es poder” (Francis Bacon)

“¿Buscas tu luz? No la pierdas de vista” (Cloud, en Kingdom Hearts)

NUESTRO LEMA: ¡CAMBIAR EL MUNDO!

 

Los relatos de Ignacio: Pánico en la Granja

Lubiana Wilson miro por la ventanilla, a lo lejos se veía aún el humo negro de la ciudad, sus coches, sus ruidos y sus pestes.

En el horizonte se veía el verde del campo y el olor a clorofila le penetraba por las fosas nasales.

El recuerdo de visitar cada verano a sus abuelos le traían recuerdos entrañables desde su más tierna infancia, sus abuelos, aquellos seres bondadoso, amables y cariñosos que la esperaban.

Y allí llego, a la estación del pueblo, donde su abuela, con su tacto cálido y amoroso la abrazo con la dulzura de siempre, y su abuelo, ese hombre con muchas heridas en la vida pero de gran corazón la puso una sonrisa de ángel benévolo.

Pronto fueron a la finca en el antiguo coche de su abuelo, allí estaba, en medio de la naturaleza, su hogar, donde tomaron la comida de la cocina de su abuela, que no era sino la mejor del mundo, leche con miel y los ricos bollos que cocinaba para su nieta.

Cuando se sentaron al fuego de la chimenea, su abuelo le contó las historias de su juventud con muchísima ternura y ambos rieron en todo el calor del amor abuelos y nieta.

-Las gallinas están muy alteradas- comento el abuelo- quizá vaya a llover.

Dicho eso la acostaron con caricias en una cama suave y reconfortante.

Fue entonces cuando lo escucho. Un grito desalmado, empezaba a amanecer aunque el sol no había salido.

Lubiana pisó el suelo, estaba frío, el calor de la chimenea se había ido.

No se escuchaba nada, aunque creía haber odio ruidos, ruidos extraños, que parecían no haber salido de allí, ¿o fue todo una pesadilla?.

-¡Abuela!, ¡Abuelo!- grito ella.

Al no obtener respuesta se dirigió a su habitación y vio la cama vacía, parecían que se habían levantado, ¿pero por qué tan pronto?

Bajó las escaleras y llegó a la cocina, entonces vió algo, una gallina estaba en la ventana y la miraba.

-¿Qué ocurre?

Salió afuera, algo no andaba bien.

Caminó, escuchaba voces en el gallinero, debían de ser sus abuelos.

Empezó a caminar por el pequeño camino de tierra, cuando yo un crujir tras suyo y cuando se giro de manera instintiva vio algo que le helo las venas.

Un gallos descomunal, de casi un metro y medio de alto estaba postrado tras de ella.

El corazón la empezó a bombear a mil por hora, salió corriendo, con la cara llena de pavor a punto de romper a llorar, por algo notaba que el gallo la estaba persiguiendo.

Entonces entro en el gallinero, tropezó y se callo, se sumió en la oscuridad y empezó a llorar frágilmente.

De repente una luz siniestra lo iluminó todo, una luz purpúrea, algo que no era de este mundo.

A su alrededor había gallinas, gallos y algunos de ellos eran sobrenaturalmente enormes, dos de ellos, apostados a su alrededor median más de dos metros y por algún motivo que no se puede entender Lubiana intuyó que la estaban juzgando con sus ojos apáticos de ave.

Lubiana sintió el terror abismal, no el miedo de cuando se montó en bicicleta por primera vez o se tiro desde un trampolín, sino el miedo que te deja seco los vasos sanguíneos y hace que tu corazón explote.

Y en ese momento, antes de que expirase su último aliento de vida lo vió, una criatura en forma de lagarto con ala y cabeza de gallo, lo último que pudo ver fue su pico clavarse en el pecho abierto y ensangrentado de sus abuelos, quienes sin rastro de vida tenían sus ojos abiertos con la mirada puesta en la eternidad.

Y en ese momento la reventó el corazón.

El Diablo visitó la finca de los Wilson en ese verano de 1990, sin saberse porqué.

IGNACIO PANTOJA

Los relatos de Ignacio: LOS OJOS VERDES

John Ford se levanto muy pronto, era aún de noche y justo ese día no tenía que trabajar.

Sentía un intenso dolor de cabeza, tanto que le aplastaba el craneo.

Había visto esos ojos antes, ¿pero donde?, esos ojos verdes de intensa belleza femenina.

¿Pero eran reales? No podía ser, tenía que ser una ninfa, no podían existir, sin embargo tenía que haberlos visto en algún momento, quizá cuando era niño.

Eran demasiado reales.

Se levanto y salgo del hotel rápidamente, afuera llovía intensamente.

Cogió un taxi y fue al puerto, algo le pedía ir, una conexión que no podía explicar.

Con un viejo periódico bajo la cabeza se aproximó a la barandilla del puerto, entonces…como si una descarga eléctrica recorriese su cuerpo lo vio…dos ojos verdes inmensos dentro del mar, como si un monstruo marino le acechara de las profundidades, dispuesto a arrancarle del paseo marítimo y llevárselo a la oscuridad del fondo del océano.

Regreso corriendo a su hotel, con una taquicardia y una taquipnea que el taxista sugirió varias veces si acercarle al hospital.

Cuando llego al recibidor fuel blanco de todas las miradas, empezó a vomitar sangre.

Llego al baño de su suite y se miro en el espejo tras lavarse la cara, entonces los volvió a ver, esos ojos preciosos, como dos esmeraldas le miraban.

Metió la mano en un cajón, saco un objeto y apretó, de su cerebro salió un río de sangre.

-Lo encontramos comisario- dijo la joven agente- aquí está el asesino en serie de todas las chicas que desaparecieron durante el año pasado, que pena que no se encontrasen sus cadáveres nunca…

IGNACIO PANTOJA

Los relatos Ignacio: PESADILLA Y SUEÑO

Me encontraba solo, una suave brisa me daba en la cara, tenía los ojos cerrados.

Entonces sentí una llama negra en mi interior, mire al suelo…estaba despoblado de plantas, había edificios altos y hostiles, verjas electrificadas.

Caí desde arriba, choque contra el suelo que estaba lleno de piedras y cristales y la tierra comenzó a engullirme…

La tierra me engullía, yo me resistía, montaba en cólera, intentaba moverme pero las rocas y la tierra me presionaban.

Entonces la llama negra de mi pecho empezó a crecer, me empezó a doler y caí en un pozo, un pozo negro sin fondo..perdí la consciencia durante unos instantes.

Cuando desperté estaba atado con cadenas de pies y manos, el suelo estaba frío y áspero, escuchaba unos pasos, un foco me apunto…

Unos gritos intimidantes empezaron a proferirme insultos, amenazas, note que el pecho se doblaba contra mí mismo y se me autoengullía.

Un montón de hombres altos y grandes con cara agresiva, dispuestos a practicarme el peor de los tormentos, vestidos con lujosos trajes me miraban como si mirasen al ser mas abyecto del infierno.

Sacaron motosierras y las encendieron, sentí lo más espantoso que puede sentir un ser humano.

Entonces algo exploto, la llama negra que había al lado de mi corazón había reventado y ahora había una llama blanca y brillante.

Los hombres trajeados retrocedieron un paso, se les empezaba a ver asustados, como si me temieran, sus motosierras se deshicieron como un helado al sol, corrieron, pero se quedaron sin ropa, fueron quedÁndose hasta en calzones y después se deshizo su piel, pude ver sus caras de dolor y sufrimiento como se deshacían en el suelo hasta desaparecer.

Entonces me sentí muy muy fuerte, muy poderoso, rompí las cadenas de mis manos y mis pies con determinación.

Entonces alce el puño en alto y comencé a ascender, seguía el camino de la luz brillante de mi corazón, atravesé la tierra y vi un césped enorme, un sol radiante y arcoíris, al lado lagunas, seguí ascendiendo y llegue a las nubes…

Había nubes de algodón, y sobre ellas había ángeles con forma de mujer, tan hermosas que cualquier hombre moriría de amor con solo verlas.

Quede relajado, notaba seguridad y calma, esas ángeles empezaron a cantarme con unas voces tan hermosas que eran sobrenaturales mientras me besaban con sus dulces bocas, un rocío suave rozo mi cara y un rayo de sol ilumino mi pecho entre las nubes.

Me sentía amado.

IGNACIO PANTOJA

ACERQUÉMONOS

Las personas con TEA, también queremos estar cerca, es cierto que a veces buscamos la soledad, parecemos ariscos, bordes o antipáticos.

A veces nos cuesta el contacto físico, nos disgusta saludar, dar la mano, dar abrazos y besos pero muchas veces necesitamos un abrazo, un beso, una caricia o una palmada en la espalda aunque no se de cuenta la gente neurotípica nosotros también sentimos y tenemos empatía.

Queremos estar cerca y no lejos aunque veamos a los demás niños jugando al futbol y no entremos en el partido también nos gustaría participar, sonreír y sentir el compañerismo del deporte.

Puede que las discotecas nos atruenen con su ruido, que nos agobie el peso de la gente alrededor o que nos contamine el olor a tabaco y a alcohol, pero si queremos sentirnos juntos, apoyados, disfrutar de los momentos y de las emociones con los demás

Las personas con TEA no nos gusta que nos toquen, somos pudorosas, pero en el fondo si queremos compartir nuestra vida afectivo sexual con los demás, queremos cariño, dulzura, amabilidad, disfrutar de nuestra sexualidad.

Buscamos afecto, comprensión, empatía, amistad y amor.

No queremos estar lejos porque nosotros también queremos estar cerca.

Ignacio Pantoja

Los relatos de Ignacio: Oceanía

Soñé que me encontraba en una corriente de gente, los niños se agarraban a los brazos de sus padres y se dirigían a un lugar común, gritos de júbilo, vítores, los proles festejaban aquel día, me aleje de allí y contemple a la gente del Partido Exterior, todos vestido con el mono azul, disciplinada y diligentemente, como en un verdadero acto militar se dirigían a la Gran Plaza, entonces ,me encontré allí en el medio, los miembros del Partido Interior con su traje de negro dedicado a los antiguos trabajadores de la mina.

Sentados en vitrinas observaron a la gran masa de miembros del partido exterior, y tras ellos los proles, muchos hombres con sus hijas bajo sus hombres había ido a ver el infinito esplendor de Oceanía. Los que se encontraban arriba movieron repitieron algunas ordenes y varios fuegos artificiales llenaron el cielo de color a mitad del día con los colores del Partido Único…trompetas, música, salvas militares, gritos de ¡VIVA EL GRAN HERMANO!, el puño en alto repetido varias veces ¡POR LA REVOLUCIÓN, POR EL GRAN HERMANO, POR EL PARTIDO! Gritáron furiosamente los miembros del Partido Exterior y los proles lo repitieron como ovejas.

Entonces se dijo por las grandes telepantallas, Eastasia era el verdadero enemigo, lo había sido siempre, desde el inicio de los tiempos, desde que el Gran Hermano y el Partido Único habían creado el Universo…Eurasia simplemente era un aliado. Nunca se había estado en guerras con ellos.

Entonces se encendieron a la vez todas las telepantallas y se vieron decapitaciones a esteasiaticos y todos aplaudimos fervientemente y nos pusimos muy contentos.

Se repitieron las consignas y levante el puño en alto más vivo que nunca: ¡LA IGNORANCIA ES LA FUERZA! ¡LA LIBERTAD ES LA ESCLAVITUD! ¡LA GUERRA ES LA PAZ! Y entonces me sentí enormemente feliz pues sabia que ahora mismo aparecería en la inmensas telepantallas la imagen del Gran Hermano…¡¡¡y allí estaba!!! ¡VIVA EL GRAN HERMANO! grite… Nunca había estado más feliz en mi vida…
Era Oceanía…

IGNACIO PANTOJA