Blog.

El poder de la palabra: DIVERCAPACIDAD

Queridos y queridas lectores/as:

¿Cuántas veces hemos oído palabras como discapacitado/a, inválido/a o minusválido/a? Aunque a simple vista pueda parecer insignificante, la forma en que nos expresamos al hablar o escribir denota o revela implícitamente nuestra manera de pensar. En las partes mínimas con significado de las palabras (los lexemas) y en sus raíces lingüísticas (origen etimológico), subyacen las ideas modelo o arquetipos que cada persona tiene acerca de la sociedad y su entorno.

    Así pues, minusválido significaría, según su composición léxica, “menos valorado/capaz”. Inválido, “totalmente incapaz”. Y discapacitado, “sin [alguna] capacidad”. Aunque sea necesario emplear una palabra para distinguir a las personas que tienen limitaciones notables en alguna condición física, psíquica o del desarrollo; ello no justifica que impongamos etiquetas negativas. Sin duda, estos términos pueden aumentar los prejuicios que la mayoría de la gente tiene hacia las personas afectadas. Por tanto, las chicas y chicos de la Asociación Asperger de Madrid hemos debatido en nuestro programa de radio “¿Y tú qué opinas?” el significado oculto -o no aparente- de esas palabras y hemos propuesto un término alternativo: divercapacidad.

   En primer lugar, dimos un ejemplo de discapacidad que tenemos en común: el Asperger, entendiéndolo como una limitación en la interacción social o en el desarrollo de habilidades sociales. Los neurotípicos normalmente confunden esto con una falta de empatía. Dicha limitación afecta al desarrollo de la persona, sin perjudicar la parte física ni la capacidad de aprender. Simplemente, se traduce en una forma distinta de interpretar y expresar la afectividad.

   En segundo lugar, recordamos que una discapacidad también puede ser física o intelectual, que impide el funcionamiento correcto de algún músculo u órgano sensorial o bien restringe el aprendizaje de conocimientos teóricos y prácticos.

   Tercero, comentamos significados de discapacidad: una connotación negativa es identificar a las personas afectadas como menos válidas o menos capaces, como sugieren los componentes de esa palabra. Si algunos se sienten superiores a los discapacitados o piensan que éstos no pueden estar a la altura de las circunstancias, es posible que los primeros excluyan y marginen socialmente a los segundos. Además, en mi opinión, el término discapacidad puede inducir a pensar que los afectados necesitan una protección especial, que causa que los familiares y amigos más íntimos sobreprotejan a la persona en cuestión. Esto es perjudicial a largo plazo porque no le permiten desarrollar la habilidad de resolver problemas comunes del día a día.

   Con motivo de concienciar a la población, explicamos en nuestro programa de radio algunas connotaciones positivas: por una parte, puede entenderse como una condición o estado, y no una enfermedad. Es una característica que acompaña a la persona pero no la define. El individuo no es la enfermedad sino que la padece (temporal, periódica o permanentemente). Otros compañeros señalaron que, de hecho, discapacidad es una forma diferente de ser respecto a la mayoría, una desviación respecto a lo común. Por tanto, es más fácil destacar sus cualidades positivas en comparación con una persona que no estuviera limitada. Es decir, si te vuelves experto/a en alguna materia o habilidad, resultará mucho más visible que otra persona que sepa lo mismo pero que no esté limitada. Como dice el refrán, “hay alguien que marca la diferencia”.

   Por último, sugerí una palabra para sustituir a discapacidad, que fue acogida con gran entusiasmo por mis compañeros: DIVERCAPACIDAD. Es una combinación de “diversidad” o “divergencia” y “capacidad”. La intención de elegir esta palabra fue que sólo tuviera connotaciones positivas o neutras. El significado léxico es “diferentes capacidades” o bien “capacidades en contraposición”; este último referente a la especialización existente en el mercado laboral, donde cada persona desempeña aquellas tareas que mejor sabe hacer.

   Nótese que la idea modelo subyacente a divercapacidad es favorecer la inclusión social, además de eliminar la costumbre de etiquetar automáticamente a cada persona por una de sus características. Queremos que todas las personas tengan las mismas oportunidades y sean valoradas plenamente, sin que los prejuicios negativos predominen sobre las virtudes. Soy consciente de que un cambio de palabra no logrará por sí solo reformar la mentalidad de la sociedad. Sin embargo, las grandes revoluciones comenzaron con un pequeño paso. Citando un poema de Antonio Machado: “Se hace camino al andar”.

Recuerda: tenemos derecho a ser y comportarnos de manera diferente. Juntos haremos camino. Unidos marcaremos la diferencia.

Nuestro lema: ¡CAMBIAR EL MUNDO!

¡Feliz día internacional del Asperger 2018!

“Hay tanto que aprender en tan poco tiempo”   (Kingdom Hearts, desconocido encapuchado)

Jesús Ignacio Garza Olivares (divercapaz estudiante de Derecho y Economía)

NO SOMOS ÁNGELES AZULES

Hola, hoy quería tratar un tema de desmitificación de algunos de los lastres que más nos persiguen a los TEA de alto rendimiento.

Y es en especial una cosa que me molesta mucho y es que nos tilden de “angelitos azules”.

Muchas veces he protestado y con razón de que ciertos neurotípicos digan que no tenemos empatía o no tenemos sentimientos.

Bueno, pues ahora me quejo de otra cosa que me parece igual de mal, que los neurotípicos digan que somos buenas personas.

Vamos a ver, ser TEA no te hace buena persona, para nada…los tea somos igual que los nts, aprendemos la maldad, aprendemos a comportarnos de manera agresiva, de manera borde, a insultar y a agredir de la misma manera que lo hacen lo neurotípicos.

Quien vaya diciendo que los TEA somos siempre buenas personas, que somos ángeles azules nos está haciendo el mismo daño que quienes dicen que no tenemos sentimientos.

Decir que una persona no puede ser mala es infantilizarla, quitarla su condición de adulto y de su libertad de tomar decisiones.

¿Es que acaso un TEA no puede tener malas actitudes, no puede ser hostil, faltón, agresivo o maleducado con otros TEA o con nts?

Un TEA si insulta a otra persona, si hace bullying a otra persona lo hace con la misma crueldad y mala intención que lo hace un nt, ni más ni menos.

Las personas autistas no somos mejores ni peores personas que los nt, ser maleducado es ser maleducado, insultar es insultar, da igual ser tea o nt, ser tea no te exime de faltar al respeto otra persona.

Tampoco nos exime de cometer un delito.

Aunque es cierto que los tea pueden sufrir comorbilidades, falta de comprensión de las relaciones sociales, un tea no puede autojustificarse el haber hecho daño a otras personas, nunca hay justificación para un maltrato o una falta de respeto.

Al igual que existe un mito de que “los Asperger nunca mienten”, es totalmente falso, todos los teas podemos aprender a mentir, yo sinceramente no suelo mentir pero sí que tengo esa capacidad y aunque no suelo hacerlo, he mentido más de una vez en mi vida.

Pero no solo eso, he conocido teas que son unos auténticos mentirosos y también otros que son falsos e hipócritas.

La dualidad Asperger-sinceridad no existe es lo mismo que cuando se dice que los Asperger somos un cracks en física cuántica, pues no, la mayoría no lo somos.

Por eso hay que tener mucho cuidado en caer en los estereotipos y en generalizar, yo he visto teas con actitudes de ser unos auténticos cabrones de la misma manera que las he visto en los nts.

Al fin y al cabo todos somos personas, tenemos actitudes malas y buenas, nadie somos ni ángeles ni demonios, somos mortales y pecadores. Todos.

El crear estos mitos nos genera más distancia entre los tea y los nt de la que realmente existe, pues si quitásemos esos prejuicios nos parecemos muchísimo más de lo que los muros de la sociedad nos pone.

IGNACIO F. PANTOJA

Relaciones humanas y las Leyes naturales

La Ley natural. ¿Qué es una ley? Una ley es una norma, fórmula o mecanismo que regula cómo funcionan, nacen, o se desarrollan seres vivos y elementos del universo, ya sean estos últimos anteriores al inicio de nuestra especie (naturales) o creados por nosotros (artificiales). Algunos seres son mezcla de ser natural y elemento artificial, o al menos lo es su génesis/creación. Las Leyes naturales fijan los procesos referidos a los elementos naturales y seres vivos, y nosotros –los human@s- tratamos de descubrirlas razonando. ¿Por qué no las inventamos? Precisamente porque son naturales, es decir, esas leyes ya regían sobre elementos y otros seres distintos a nuestra especie antes de que nosotros surgiéramos. Simplemente, no es posible inventar o crear algo que ya existía o algo que conceptualmente existía; en este caso porque los efectos naturales –o sobre cosas naturales- coincidieron con los que debe producir la Ley. Así que la Ley ya debió de existir antes de que yo la descubriese, yo tan solo he deducido su existencia a través de sus efectos producidos a posteriori.

Piensen conmigo en un ejemplo notable de Ley natural: la de la gravedad. ¿Es posible pensar que nuestro planeta Tierra fuera esencialmente igual o similar al actual si la ley de la gravedad no hubiese existido antes de que Newton se percatara de dicha ley y la publicase? En este caso, la Tierra habría permanecido inmóvil durante tiempo indefinido, ya que ningún cuerpo celeste la habría atraído hacia sí. Ni siquiera Newton habría visto caer la manzana. A esto último me refiero si digo que nosotros inferimos las Leyes naturales a través de sus efectos a posteriori. Es por esta conclusión absurda al pensar una premisa contraria, que l@s seres human@s descubrimos las Leyes naturales y no podemos inventarlas. Espero que ustedes hayan comprendido, e incluso aprehendido lo que significa el concepto de Ley natural. A partir de este concepto, defenderé diversos razonamientos y expondré varias opiniones propias o ajenas sobre si las relaciones de personas de orientación homosexual y bisexual se corresponden o no con las leyes naturales de la especie y la evolución.

Les pido una condición: que asumamos una concepción deísta del origen del Universo –esto implica que el dios creador no interviene en el mundo después de crearlo- para razonar sobre la cuestión planteada, desde el punto de vista comúnmente llamado religioso o espiritual. Si Dios creó el Universo y también, por extensión, la Tierra; si Dios quiso que lo creado fuese natural, es decir, original y basado en Leyes naturales –que existen como concepto o idea y explican la naturaleza de manera general-, ¿debemos creer que los homosexuales y bisexuales no se rigen por estas leyes? A mí me parece difícil responder a esta pregunta. Por una parte, la Ley natural de la supervivencia de la especie determina que un ser nuevo de una especie concreta nace si otros dos seres de la misma especie y distinto sexo hacen el acto sexual y si el espermatozoide (al menos uno) llega al óvulo y lo fecunda. Por otra parte, Dios creó al hombre y a la mujer y decidió que pudiesen pensar, razonar y actuar libremente, según la voluntad de cada ser, bien sea hombre o mujer.

Aunque podemos creer que las orientaciones no heterosexuales se oponen a la Ley de la supervivencia de la especie, siempre en el caso de los homosexuales, y sólo en algunos casos de bisexuales (porque exceptuamos la pareja hombre-mujer); en principio, Dios debió de querer que nuestra especie sea natural. Y ello porque ahora funcionamos y nos desarrollamos como disponen las Leyes naturales, que son comunes para la gran mayoría de los otros seres y elementos anteriores a la humanidad. Pero, si somos naturales, como supongo que Dios quiso cuando nos creó, entonces ¿por qué quebrantamos algunas leyes naturales? La mejor manera de responder a esta pregunta es, según yo creo, haciendo otra: “¿Hemos llegado a la conclusión correcta sobre nuestra propia esencia?” Esto es, sobre si somos naturales o no. Tal como razoné acerca de las leyes naturales y su descubrimiento, una conclusión es errónea si demostramos que hemos hallado un absurdo a partir de una premisa incorrecta o contraria a la premisa inicial. En palabras más simples, es posible saber si una conclusión es errónea si dicha conclusión no se corresponde con nuestros supuestos o con un hecho empírico probado, del cual se parte como fenómeno percibido por los sentidos. Fallar en la conclusión se debe generalmente a premisas equivocadas, que pueden ser reducidas al absurdo. Por tanto, queremos concluir que no somos naturales. Así que las premisas deben ser que Dios no quiso que fuésemos naturales ni siguiéramos los procesos de leyes naturales. Parece que la conclusión es absurda y es difícil entender que Dios quiera algo así, al menos desde mi punto de vista. Es hora de aplicar una lógica más sólida.

Creo que ustedes comprenderán mejor lo expuesto sobre nuestra esencia si pensamos que el nacimiento del Homo Sapiens es un punto de inflexión en la Historia de la Tierra. Hasta nosotros, existieron cosas y seres naturales; a partir de nuestro origen, nosotros creamos artificios o artefactos, que coexisten con lo natural. ¿Por qué es posible que nosotros creamos elementos artificiales o incluso seres que no deben considerarse únicamente naturales, sino híbridos, según el proceso por el cual los hemos generado o por el cual han evolucionado? Yo diría que es posible porque ya contenemos la esencia de esos elementos artificiales y esos seres y elementos híbridos. De ser así, deberíamos concluir que el ser humano es híbrido. Lo más importante es que esta afirmación es coherente con el hecho de que el ser humano, nosotr@s, no cumplamos todas las leyes naturales; en este caso la de la supervivencia/reproducción de la especie. ¿Por qué somos híbridos en vez de seres naturales, tal como lo fueron las anteriores especies? Si seguimos los argumentos anteriores y la premisa de que Dios nos creó para que seamos libres, Dios debió de introducir las esencias natural y artificial, cuando nos creó, en nuestra forma de desarrollarnos e interactuar con el medio. Por tanto, nuestro proyecto de vida y demás procesos no tienen por qué corresponderse con leyes naturales ni tampoco con leyes artificiales –Derecho-, aunque sin duda pueden hacerlo en tanto que somos una mezcla de natural y artificial. Por ejemplo, hemos inventado medios híbridos de reproducirnos, en los cuales el proceso se logra con elementos naturales y artificiales. Estos medios de reproducción no cumplen estrictamente la Ley natural de la supervivencia de la especie. Si bien unimos los gametos de los dos sexos, la forma híbrida de reproducirse no requiere que una mujer y un hombre se unan físicamente y hagan el coito. Entre los diversos medios de reproducción híbrida, destaca la inseminación artificial, es decir, introducir el semen del hombre en la vagina de la mujer mediante artefactos. Así pues, aunque las orientaciones homosexuales y bisexuales pueden contrariar la ley natural de la reproducción y supervivencia de la especie, nuestra especie es capaz de compensar la falta de actos sexuales, ajustados a la ley natural, con reproducciones híbridas. Finalmente, concluyo que Dios nos creó híbridos para que pudiéramos crear elementos artificiales y seres híbridos (l@s bebés humanos generados por reproducción híbrida son seres híbridos, por lo que su esencia es la misma que la de sus padres. Los hijos nacidos por acto sexual natural también son híbridos porque sus padres ya contenían las dos esencias). Esta doble esencia se manifiesta en nuestro desarrollo del pensar, sobre todo en lo que concierne a lo artificial. Aunque no todo lo que pensamos es artificial, ya que algunos elementos pensados existieron desde antes que naciera nuestra especie, por ejemplo las Leyes naturales.

Por tanto, partiendo del doble núcleo de esencia natural-artificial, suponiendo que Dios nos creó para que pudiéramos elegir y que nos permitió ampliar nuestro razonar y pensar para que seamos realmente libres, y que no nos regimos obligatoriamente por Leyes naturales; el hecho de que los seres humanos  homo y bisexuales quebranten la Ley de la supervivencia\reproducción de la especie es insignificante. La hibridación nos ha permitido evolucionar de formas insospechadas, múltiples y variadas, y nuestra sociedad global ha desarrollado relaciones complejas entre las personas y entre países a lo largo de los siglos de la Historia de la Tierra.

Jesús Ignacio (diciembre de 2013)

 

“Y he aquí que (Jesucristo) vino a juzgar a vivos y muertos (Credo)”.

“Puede que la luz y la oscuridad sean eternas. ¿Pero sabes qué, Xemnas? Eso no significa que tú seas eterno.” (Sora, Kingdom Hearts 2).

LUCHA TEA Y DOS DE ABRIL

Pronto nos acercamos al dos de Abril, aquella fecha tan significativa en el calendario que cualquier TEActivista no puede dejar de ver como un gigantesco dos azul en medio.

Para todo TEActivista este día es algo mucho más que el día mundial de conciención del TEA, sino un día festivo similar a los que es el cumpleaños.

Por ello, desde ahora y desde todos los blogs que pueda me gustaría emitir este artículo, ya que vamos notando el calorcito de brisa suave y radiante que conlleva este día, tanto aquí como en autismodiario.org, si ese día este texto ve la luz en esa página.

Quiero adelantaros que esto no va a ser un texto festivo sobre este día, sino todo lo contraría, voy a contar como un día de magnificiencia y de orgullo autista se puede joder porque una neurotípica agresiva y teafoba te lo hunda totalmente.

Los hechos que voy a relatar son verídicos y corresponden al 2 de Abril de 2017, Domingo, día que nunca olvidaré.

Por aquel entonces yo militaba en un partido, el cual no voy a nombrar por evitar cualquier censura y que nadie se vea ofendido, no voy a tildar a unos partidos de teafobos y a otros de teafilos, no voy a hacerlo, simplemente voy a recalcar como una ideología pobre y torticera puede llegar a ser agresivamente TEAfoba.

Y es así, cuando ese día acudí a un acto de otro partido en el cual se exfoliaba el orgullo de este día, me sentí tan contento de que este otro partido desarrollase tal evento el dos de Abril que casi se me escapan las lágrimas de la alegría.

Después del maravilloso acto, donde algunos ponían su sentimiento y otros aparentaban que lo tenían (o por lo menos nos apoyaban) junto a un amigo mío traté de explicar al que entonces era mi partido porque debían de hacerse estos actos.

Y porque yo llevaba 6 años intentando hacerlo.

Porque mi única misión en la política (o en la vida misma) es conseguir la igualdad entre autistas y neurotípicos, defendiendo y expandiendo el TEActivismo por todas partes.

Para ir resumiendo el dolor que me produce aquel día, quiero decir que las respuestas de mis ex compañeros de partidos no fueron para el autismo, sino de queja, en tono bronco por haber participado “en un acto de otra gente”.

Quiero explicar aquí, que mi única gente son las personas autistas y sus familiares, sean del partido que sean, y me enorgullece que cualquier partido, sea el que sea haga un acto de apoyo.

Nunca diré en mi vida que mi gente o mis compañeros son personas neurotípicas ajenas al TEActivismo, siempre mi gente serán aquellos que luchen por lo mismo que yo, que persigan esa misión.

Por eso, lo comentarios hostiles de aquellas personas que se hacían llamar mis compañeros me hizo sentirme muy muy alejado del partido al que representaban, pero no por ello, sino porque ese día era nuestro día, un día apartidista pero lleno de carga política.

Pese a los agravios y varias bajas de aquel grupo en cuestión, me mantuve defendiendo a quienes debo defender, expuse, de modo tranquilo pero contundente que ellos debían de hacer ese tipo de actos a lo que recibí desprecio y comentarios incisivos de que no debía hacerse política con el tema de las personas autistas.

¿Por qué no se debe de hacer política para las personas autistas? Me plantee y sigo planteadme hoy, ¿es que acaso intentaban decirme que somos personas de segunda las cuales no tienen derecho a reivindicar igualdad plenos derechos?

Entonces les pedí, que de igual modo que ellos hacen política y se manifiestan por los LGTB, ¿por qué no podían hacerlo del mismo modos por nosotros?

A cual recibí la sorprendente contestación de “no tiene nada que ver, ellos sufren muchísima más discriminación”.

Como pude sentir el dolor inmenso que atravesó desde la pantalla del móvil mis ojos y llego a mi cerebro para recorrer todo mi cuerpos, vi pasar mi vida en un minuto, todos los abusos, vejaciones, humillaciones, maltrato físico y psicológico que yo he tenido que aguantar por parte de los neurotípicos durante más de 30 años, más la soledad y la sensación de discriminación y abandono que me hacen sentir día tras día.

¿Quien era esa vocal vecina de aquel distrito de Madrid para decirme que discriminación había sufrido yo, y si esa discriminación era mayor que la que había sufrido un homosexual?

¿Puede saber ella lo que yo, los autistas de mi generación que nos han diagnosticado de mayores de edad, el bullying y el rechazo que hemos recibido durante todas nuestras vidas y puede asegurarme que son menores que las de una persona LGTB?

Podemos argumentar que muchas personas LGTB son perseguidas por motivos políticos, en muchos países encarcelados, ¿pero que hay de las personas TEA? ¿cuantos autistas están en la carcel? ¿están ingresados en psiquiátricos? ¿pesa sobre ellos una incapacitación al voto, al matrimonio, a gestionar su dinero? ¿cuantos autistas tienen en España una vida digna igual a los nts?

Y si nos vamos a fuera de España, en zonas de África o Sudamérica ¿cuantos autistas son asesinados al año? ¿cuantos por su propia familia? ¿cuantos niños con autismo son arrojados a carreteras para que los camiones les revienten sus cabezas?

¿Por qué el 28 de Junio todo estos partidos salen en masa a repudiar la homofobia pero el 2 de Abril no lo hacen para repudiar la teafobia?

Y si nos vamos más cerca, ¿quien dice que los LGTB son enfermos? ¿quien interna a un LGTB por “su enfermedad”? ¿por qué yo tengo que aguantar que me escupan con la espada del insulto “que yo soy un enfermo” cuando no lo soy.

¿Por qué por mi condición se me excluía en la universidad autónoma de Madrid de salir con mis pares los viernes o sábados por las noches? ¿Por qué se me argumentaba que no querían “por mi enfermedad” o “por tener un cerebro muy diferente” o “por que no me gustaría el plan” aunque yo no decidiese si quería ir que yo no tenía el mismo derecho que mis compañeros de biología de hacer amigos y de disfrutar de la noche madrileña?

¿Qué se pretendía cuando se me hacía estar para mi desesperación fin de semana tras fin de semana escuchando excusas baratas de mis compañeros sobre que no van a salir cuando yo podíá ver perfectamente que ellos han quedado entre ellos a mis espaldas y me han discriminado?

¿Dónde están los cojones para decirle a un neurotípico homosexual que no salga con ellos porque es un enfermo o porque tiene un cerebro muy diferente?

Yo jamás escuché nunca en la universidad que privasen a un homosexual de amistad, apoyo y de salir con ellos, nunca fue discriminado sino apoyado, ¿no merecemos nosotros la misma consideración?

¿Por qué para esta vocal vecina de ese partido que no voy a nombrar merecen más consideración los homosexuales que nosotros?

¿Por qué hay que hacer política por su igualdad y por nosotros no?

¿Molestaba yo en ese partido de igual que en la facultad de biología?

¿Por qué yo no puedo luchar la igualdad para mi colectivo, por qué tenemos que estar en las sombras mientras otros salen a exhibirse el día del orgullo LGTB?

El 18 de Junio es el día del orgullo autista ¿a alguien le importa?

¿Somos los autistas realmente menos personas que los homosexuales? ¿Cuantas personas nacidas de 1990 para atrás están en el espectro y no están diagnosticadas? ¿Cuantas madres y abuelas de niños autistas?

¿Por qué yo no puedo definirme como autista y tengo que definirme como “con autismo”? como si se tratase de una enfermedad o de un cáncer y no de algo mío. ¿Por qué ellos se pueden definir libremente como homosexuales y no como personas “con homosexualidad”?

¿Por qué a ellos les empodera en su orgullo y a nosotros se nos reduce a enfermos?

¿Por qué esta vocal vecina me llama “minusvalido”, valemos nosotros menos que esta mujer, somos “menos válidos”? ¿Acaso he insultado yo con la palabra maricón a alguien, he sido homófobo, he tratado con menosprecio a algún gay o le he apartado como han hecho conmigo?

¿Por qué estos partidos salen el 28 de Junio y no el 2 de Abril o el 18 de Febrero?

Las respuestas no quedan muy lejos de la imaginación, hay colectivos que dan dinero y colectivos que no, colectivos con los que se puede hacer marketing y colectivos que no, colectivos con los que se cree que se puede sacar un buen número de votos y colectivos con los que no.

Por ello, la ideología de esta vocal vecina es una autentica basura y de la vergüenza que sentí volví a mi casa y llorando partí mi carnet del partido en dos.

¿Qué podemos hacer?

Para empezar, muestra de esto es jamás ofender a ningún colectivo, ni al LGTB ni a ningún colectivo que esté discriminado, pero lo que si considero hacer es llamar la atención de que si la gente sale en masa el 28 de Junio, yo también quiero que salgan en masa el 2 de Abril.

Porque para mí y para nosotros es igual de importante que para ellos.

Y porque hay millones de personas LGTB que también lo son TEA.

Y porque comparar a mi colectivo con el LGTB no es insultarles a ellos, sino mostrar la senda que debemos seguir.

Por ello, mantengo, como buen TEActivista que la LUCHA TEA es una lucha apartidista, pero siempre política.

Y mientras yo esté en este mundo es mi compromiso con la sociedad y nunca permitiré que falten al respeto a un autista delante mío.

Porque seamos quienes seamos tenemos el derecho ( y el deber) de hacer política por nuestro colectivo.

Por ello salgamos todos a la calle y tiñamos de azul el DOS DE ABRIL

 

IGNACIO F. PANTOJA

TEActivismo en Zaragoza

Durante el día internacional del síndrome de Asperger (diagnostico ya obsoleto por el DSM-V y la CIE-11) estuve en Zaragoza con la asociación de Asperger y TGD de Aragón que es parte de la Confederación Asperger España, del que saqué una entrevista al Heraldo de Aragón y un vídeo de mi charla sobre TEActivismo al que acudieron unas 100 personas en el paraninfo universitario y que recominedo mucho ver:

 

 

 

https://www.heraldo.es/noticias/sociedad/2019/02/18/ignacio-pantoja-los-asperger-somos-colectivo-huerfano-invisible-1293288-310.html

9/02/2019 ¿Y tú, qué opinas?

Os dejamos por aquí nuestro programa de hoy. Hemos estado hablando, en nuestra sección de debate, del tema de las oposiciones y en nuestra sección de Cultura, nos hemos acercado al Festival de Eurovisión. Y además nuestras secciones habituales de videojuegos, deportes y El Tiempo.

Todo esto y mucho más. Esperamos que os guste!!! 🙂

https://www.ivoox.com/9-02-2019-y-tu-opinas-audios-mp3_rf_32405043_1.html

LA NOCHE MÁS LARGA

Desde todos los confines del globo terráqueo, llegaban miles de millones de personas a Dumbar Aidil, la ciudad más grande, poblada y hermosa que existirá jamás, justo en el centro del mundo.

La ciudad se extendía mucho más de lo que la vista podía alcanzar, estaba llena de multitud de diferentes edificios, casas blancas menudas y cuanto más se acercaban al centro de mayor tamaño eran, hasta llegar al palacio del emperador niño que medía un kilometro de altura y sobre el que reposaba la gigantesca campana de la Esperanza, toda de oro blanco.

El ajetreo por la llegada de gente a la ciudad había sido enorme esos días, pero el emperador niño, con infinita bondad había dejado un techo para cada mujer, hombre, niño y animal que se acercase allí, pues pronto llegaría la noche más larga.

La noche más larga duraba exactamente 666 horas con 666 minutos y 666 segundos y solo se producía una vez al año. Por ello el emperador niño había extendido la marca de Dios por todas y cada una de las casas de la ciudad, a fin de que ningún mal pudiera penetrar en ellas.

Cuando el último sol del último día antes de la noche más larga empezó a descender, todos los humanos, sus mascotas, todos los animales del ganado, los enormes perros blancos que protegían el palacio y los dragones de luz se refugiaron dentro bajo la marca de nuestro Señor.

La luz fue cortada en todos los lugares, el agua corriente también se frenó, todos los móviles, tabletas y ordenadores fueron apagados.

Cada persona se extendió sobre una cama tras haber tomado una fuerte medicación y empezó a cerrar los ojos. Pronto estuvieron en un profundo y dulce sueño que duraría 666 horas con 666 minutos con 666 segundos.

Desde su cama el emperador niño fue el último que vio desaparecer el sol antes de quedarse en las profundidades de un precioso sueño.

Entonces todo quedó en la máxima oscuridad, sin luna y sin estrellas.

Tras unos minutos de infinito silencio ocurrió el primer hecho monstruoso de aquel evento, un grito espantoso, de un nivel de decibelios capaz de destrozar cualquier cerebro humano, intensamente agudo, una mezcla de ira y lamento horrible cruzó toda la ciudad de este a oeste, algo desgarrador y sobrenatural acababa de empezar.

Tras ese grito, que anunciaba la llegada del infierno hubo un silencio sepulcral, y aunque se pudiese pensar que todo había acabado un zumbido fatídico empezó a sonar por el este, un ruido repugnante, billones y billones de insectos bubónicos venían en toneladas cúbicas, como una marea inexpugnable.

Los insectos cruzaron toda la ciudad golpearon muros, puertas e incluso intentaron golpear la gran campana de la Esperanza, pero todo fue en vano pues la marca de nuestro Señor la protegía, así que al final agotados y fracasados se fueron por el oeste.

Tras una hora de silencio llegó el segundo horror de la noche, una bandada de cuervos deformes, con los ojos rojos y más negros aún que la propia noche invadieron la ciudad infestando de su maldad, golpearon puertas y ventanas a terribles picotazos para devorar a quien dormían dentro, pero todo fue inútil pues la marca del Señor les protegía, cuando se dieron cuenta que no tenían nada que hacer se fueron por el oeste.

El tercer horror se manifestó durante largas horas por medio de unas criaturas humanoides aladas con cuernos y rabo y deformidades espantosas, que con armas del mal y artefactos intentaban derribar cualquier protección que salvaguardase a los humanos, intentando mancillar con sus infectas manos la campana de la Esperanza pero no pudieron, pues el Señor lo protegía todo, así que acabaron agotados, huyendo por el oeste.

Tras unas horas en las que solo se escuchaba el aullar de un viento gélido llegó el cuarto horror, unas criaturas mucho más grandes que los elefantes, unas bestias de seis patas y cuello de serpiente llegaron a la ciudad e intentaron con crueles pisadas destrozarlo todo, más eso fue en vano, pues por mucho que con su maldad intentaban destruir, la marca de Dios protegía a todo el mundo, así que agotados acabaron marchándose por el oeste.

Entonces pasó un día entero, el cielo se puso negro, como si la tormenta del final de los tiempo empezase a desatar su cólera contra la humanidad una serpiente larga alada de cien metros, con tres cabezas emergió del cúmulo de oscuridad y comenzó a emanar fuego a inmensa llamaradas que azotaron la ciudad, pero por mucho que intentaba quemar la vida y las almas de todas las personas que allí dormían no pudo hacer nada, pues sus agresivas llamas de fuego volcánico del inframundo chocaban contra un escudo de agua que Dios había puesto para proteger a sus hijos.

Harta y cabreada, la serpiente tricéfala dejo de insistir y con resignación desapareció por el oeste.

Entonces el cielo se oscureció aún más pero no eran gotas de agua lo que caía, sino sangre de los condenados de aquella noche, cuando el mundo no podía protegerlos.

Tras la lluvia el cielo se abrió por la mitad y una enormes garras negras con afiladas uñas rasgaron la noche infinita por la mitad y apareció aquel que no debe ser nombrado.

El mayor de los horrores, Satanás con su cuerpo de ángel caído por sentir envidia de Dios, por creerse el dueño del universo apareció del centro del Infierno y con un tridente enorme descargo su ira descomunal contra toda la ciudad, clavó con maldad, ansiedad y cólera, pero no pudo hacer nada, todo su esfuerzo era en vano.

Lanzó su tridente contra la campana de la Esperanza pero ni siquiera logró rozarla, pues estaba protegida y sus golpes rebotaban una y otra vez,

Dándose cuenta de su fracaso ardió en una locura devastadora y empezó a sufrir tras lo cual emitió los gritos más horribles y espantosos que ningún hombre ni mujer podría jamás imaginar y tras ello empezó a insultar y maldecir a la humanidad entera por seguir vivos.

Sin embargo, al divisar algo que venía por el este, le entró una cobardía propia de un ser tan inmundo y agitando sus alas huyó directo hacia el oeste sin atreverse a mirar hacia atrás.

En ese momento, tras las 666 horas con 666 minutos y 666 segundos, la gente de Dumbar Aidil empezaron a desperezarse y a abrir los ojos, había una luz infinitamente preciosa y todos ellos, sonriendo, salieron cogidos de la mano y miraron al Cielo.

El emperador niño que se había despertado el primero ya había ordenado que sonase la campana de la Esperanza ante la cual el sonido era el más dulce y hermoso con el que jamás la humanidad nunca pueda soñar.

En el Cielo cientos de ángeles saludaban a los humanos y les transmitían luz y calor, los arcángeles Miguel, Rafael y Gabriel blandían enormes espadones de luz con las que habían salvado a su pueblo de las fuerzas del mal y las garras del Maligno.

Y allí en el centro, no era el Sol, sino la cara de nuestro señor Jesucristo quien sonreía dulcemente a todos los humanos, haciéndoles saber que estaban en el Reino de Dios.

 

IGNACIO F. PANTOJA

26/01/2019 ¿Y tú, qué opinas?

En nuestro programa de hoy:

A debate la accesibilidad, con una entrevista telefónica muy interesante a Pablo, arquitecto experto en accesibilidad.

Hemos tenido la visita de nuestro compañero Javier, de Radio Vallekas. Muy agradable y muy enriquecedora. Un saludo, amigo!!!

En cultura hemos hablado de música y, en concreto, de la banda Queen, con el mítico Freddie Mercury. Hay leyendas que van creciendo con el pasar del tiempo. Y esta es una de ellas!!! 🙂

Y nuestras secciones habituales de videojuegos, deportes y el tiempo.

Escucha nuestro programa en el siguiente enlace 🙂

Nuestro programa