La importancia de educar en la Tolerancia y en la responsabilidad

Llevaba mucho tiempo queriendo escribir un artículo de este tipo,pero fue un post que encontré casualmente en los mundos de Facebook el que me dio la excusa e inspiración para hacerlo.

En dicho post,una mujer se quejaba (de forma bastante poco respetuosa,por cierto)de que una niña con autismo había empezado a gritar y correr por la sala de cine,molestando,lógicamente,a las personas que estaban en la sala y que pidieron a la madre que mandase callar a la hija o saliesen de la sala,algo que la madre se negó a hacer.Si bien,como he dicho,no me gustó la forma de expresarse de esta mujer-Pues generalizó y denigró a las personas TEA,lo cual repruebo-,los comentarios a dicho post tampoco eran mejores;muchas personas,en su mayoría padres de niños TEA,se rebajaron insultando tanto a la persona que escribió el post como-mucho menos disculpable-a las personas que pidieron a la madre que controlara o sacase a su hija y,si bien los insultos y malas maneras ya son de por sí algo reprobable y a evitar,lo que más me preocupó fue que muchos de estos comentarios denotaban un mal entendimiento y uso de la palabra tolerancia.Tolerancia,una de las palabras más bonitas del idioma,es pasar la tarde con tu abuela,escuchando las mismas historias que ya te sabes de memoria.Tolerancia es que los carteles e indicaciones estén también escritos en braille para que las personas con discapacidad visual puedan leerlos.Es hablar despacio a un sordo para que pueda leer tus labios,es explicar a tus alumnos la misma cosa varias veces y de todas las maneras posibles hasta que lo entiendan.Es ir a consolar a un amigo a su casa cuando preferirías quedarte en la tuya,es no beber agua o comer delante de un amigo al que la religión o una enfermedad le impiden hacerlo,poner rampas en los edificios para facilitar la entrada a las personas con movilidad reducida,explicar una frase hecha a alguien que no la ha entendido o usar el traductor del móvil para poder indicarle una dirección a un turista extranjero.Pero tolerancia no significa que debas renunciar a tus derechos o permitir cualquier comportamiento,por más que te dañe o sea poco apropiado,por provenir de una persona diferente,que te debe exactamente el mismo respeto que tú a ella.Estas personas,que se llenaban la boca con la palabra “Tolerancia ” parecían no entender que las otras personas que estaban en aquella sala de cine también habían pagado su entrada,y,por tanto,tenían el mismo derecho a disfrutar de la película que la madre y la niña,y su enfado ante esta situación,era perfectamente lógico y comprensible.

No podemos ganar la batalla por la inclusión excluyendo a los que consideramos que no necesitan ayuda,ni defender nuestros derechos excluyendo a los demás de ejercer los suyos,como en este caso que,en pro del derecho de la persona autista a acudir al cine,no parecía importar privar a los demás asistentes de la sesión del suyo de ver la película.

Todas las personas,neurodiversas o no,formamos parte de una sociedad y debemos convivir y respetar a los demás.Por esto,del mismo modo que exigimos que se solucionen los problemas de discriminación y acoso escolar,que luchamos por la educación inclusiva y que tratamos de erradicar los prejuicios para facilitar el alquiler de viviendas y el acceso a puestos de trabajo,también debemos educar a nuestros chicos neurodiversos para que aprendan a comportarse de forma adecuada en la sociedad,que sus derechos terminan donde empiezan los de la persona que tiene al lado,y que deben responsabilizarse de sus actos.Ser diferente y buscar la inclusión no es una excusa para no mostrar respeto por los demás o no afrontar las consecuencias del propio comportamiento o errores,pues sigues siendo una persona que debe convivir en paz con más gente,y si a nadie le parece injusto que un ingeniero de software pierda su trabajo por no haber sido capaz de detectar un detalle importante (los neurotípicos carecen de algunas valiosas habilidades que muchos neurodiversos tienen de sobra,como su capacidad para percibir detalles y su mayor facilidad para almacenar información,pero deben apañárselas)y haber metido la pata,tampoco debería parecernos injusto que una persona TEA sea expulsada de una sala de cine si su comportamiento está impidiendo ver la película a las demás personas,¿O debemos pedirles a estas que,después de haber pagado,se vayan a casa sin verla para no hacer sentir mal a nuestro chico?

Tolerancia para ayudar y comprender al diferente,firmeza para hacer respetar nuestros derechos,responsabilidad para asumir las consecuencias de nuestros actos,y respeto a los demás,entendiendo siempre que nuestros derechos terminan donde los de al lado empiezan.Estos son los valores que más agradezco a mis padres que nos transmitieran a mi hermana y a mí,y considero que son necesarios para cualquier niño o joven que aspire a ser un buen ciudadano y llevar una vida satisfactoria,sin importar su condición u circunstancias.Y creo que debemos recordar que la igualdad de derechos debe ser siempre compañera de la igualdad de responsabilidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s