EL TEA Y EL AMOR

Hola queridos lectores:

Hoy os voy a hablar de un tema que no he hablado nunca y es el amor en las personas TEA.

Las otras veces que he hablado de relaciones afectivas me he centrado en la sexualidad.

Quiero empezar diciendo que las personas TEA somos personas muy afectivas, muy cariñosas, todo lo contrario a lo que dicen de nosotros ciertos neurotípicos o médicos psiquiatras con muy poca información.

Nuestros sentimientos de afectos son muy fuertes, casi llegan a generar una dependencia muy fuerte por la otra persona.

Los TEA somos personas que estamos en el extremo de nuestras emociones, cuando tenemos miedo, tenemos muchísimo miedo, cuando sentimos estrés estamos realmente estresados, cuando sentimos rabia estamos totalmente enfurecidos.

Al igual pasa con otros sentimientos más profundos como la pena o el amor.

Cuando amamos a alguien nos quedamos profundamente absorbidos por esa persona, por su personalidad, su belleza, por lo que sea.

Yo personalmente como TEA heterosexual me he enamorado miles de veces, muchas de una manera muy muy intensa y he llegado a considerar como a diosas a muchas mujeres que me han llenado muchísimo por dentro, desatando una ira en mi interior entre la esperanza y la ilusión por poder llegar a ser su novio y quererla y amarla de manera profunda y exagerada y el miedo a ser rechazado y quedar deprimido.

Es por ello que nuestros sentimientos en el amor van más allá que los de las personas NT.

Es al igual que en la amistad, nosotros no mentimos a nuestros amigos, no utilizamos a la gente, no es imposible, queremos tanto a nuestros amigos que deseamos estar siempre con ellos somos tan fieles, tan necesitados de cariño y afecto, que muchas veces podemos ser engañados y utilizados por neurotípicos que simulan ser nuestros amigos para otros fines.

Pues lo mismo nos pasa con el amor, por el amor lo daríamos todo, por eso es peligroso para nosotros que una persona se aproveche, también en el caso mío, al ser hombre, que una mujer me engañe y diga que sea mi novia para buscar otros intereses ocultos como estafarme, etc…

Es por ello que debido a nuestra ingenuidad y a nuestro gran sentimiento de afectividad y cariño, a nuestra fidelidad y nuestras ilusiones, deseamos tanto amar y ser amados que puede ser un punto débil, una desventaja en la que los neurotípicos son mas fríos y calculadores.

Aún así me siento muy orgulloso de ser TEA y tener estos sentimientos tan fieles y bonitos de querer encontrar pareja y amarla y compartir con ella esta aventura que es la vida, pienso que si fuese neurotípico no podría tenerlos tan fuertes y desde luego, me duele profundamente que haya gente que diga eso de “¿tú tienes sentimientos?”

Ignacio F. Pantoja