Los Relatos de Ignacio: El sol y la luna

El sol era un hombre viril, apasionado, fogoso solo como él mismo.

La luna era una mujer tímida, delicada, solitaria y algo fría.

Un día el sol se acerco a la luna y le pregunto si le amaba.

La luna se alejo de él sin decir nada.

Entonces el sol escupió llamaradas y convirtió todo el mundo en un mar de fuego, haciendo imposible que ningún ser vivo pudiese estar tranquilo.

fuegoooo

Entonces todas las criaturas de la Tierra pidieron a la luna que aceptase el amor del sol.

Pero la luna se negaba una y otra vez.

El sol hervía y todas las criaturas vivientes sufrían su castigo.

Hasta que un día la luna dijo:

-Quiero besarte. Pero no quiero que nadie lo vea.

Y por eso cada vez que el sol y la luna se besan oscurece en toda la tierra para que no se descubra su amor secreto.

Ignacio Pantoja