PAZ

No había abierto los ojos aún, pero un suave y fresco rocío mojaba mis párpados.

Poco a poco fui sintiendo el frescor que notaba, primero en mi cara, luego en mi pecho, luego en mi espalda y mis extremidades.

Era un placer húmedo y dulce.

Experimente el flotar sobre la superficie del pequeño planeta, sus superficie acuosa me mantenía suspendido y me daba placer.

Poco a poco me iba quedando profundamente dormido en sueño bello e idílico.

Y en mi frente, en una gran esfera azul, ajena a mí, reinaba el kaos.

 

Ignacio Pantoja

2 comentarios en “PAZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s