El Niño Azul

Asustado de los hombres rojos, el niño azul salió corriendo por el camino negro…

Ellos eran muchos, le gritaban, le insultaban y le perseguían, tenían fuego en los ojos y la boca llena de sangre.

El niño azul llego al final del recorrido y salto…

Los hombres rojos ya no estaban…

Entonces sintió algo cálido y suave, una nube de color azul y húmeda le daba cariño y le arropaba.

Sintiéndose a salvo durmió con un sueño de paz y felicidad.

 

Ignacio Pantoja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s